miércoles, 2 de octubre de 2013

DB 103, una excepcional locomotora.






“Las inolvidables DB 103”



DB 103.132. Düsseldorf arrastrando un ICE. Foto; 4bp


Las 103 fueron unas locomotoras eléctricas alemanas, encargadas en la década de los años 60 por la Deutsche Bundesbahn, “DB” o Compañía Estatal de los Ferrocarriles Alemanes. Durante años, muchos, fueron los mayores exponentes de la prestigiosa industria ferroviaria alemana. Se implicarán en este proyecto AEG, BBC, Henschel, Krauss Maffei, Krupp y Siemens; casi nada, vaya media docena de empresas, “para asustar”, para confiar plenamente en el éxito final.


DB 103.167 en Freilassing. Foto; ViktorSzékely

Todo comenzó en la década posterior a la II Guerra Mundial, cuando la BD centró sus esfuerzos en comprar un gran número de locomotoras de tracción eléctrica, lo más estandarizadas y avanzadas posibles, disminuyendo así tanto el coste de su adquisición, como el de la compra de repuestos para los mantenimientos periódicos, reduciendo también el stock de piezas necesarias.

Todo estaba dirigido a reemplazar los tipos más antiguos de locomotoras eléctricas alemanas, muchas de ellas con más de 30 años de antigüedad. Se considero que una velocidad máxima de 160 kilómetros por hora, era más que suficiente. Con el paso del tiempo y la competencia con otros medios de transporte, especialmente automóviles, pero también el avión, algunas de estas necesidades fueron cambiando.


DB E-118 (arriba) y E-19. Foto; Benedictus
 
Durante los años cincuenta, se hicieron planes para mejorar las locomotoras series E-18 y E-19 capaces de alcanzar velocidades de 180 km/h, pero de diseño técnico algo desfasado para esa época y con un sistema de frenado totalmente obsoleto. Así, revisadas las primeras condiciones de la nueva locomotora, se pensó en fijar mejor una velocidad máxima de 200 km/h con disposición de ejes Co'Co ', es decir, bogíes de tres ejes motores, para limitar la carga por eje de 18 toneladas. También incorporarían unos nuevos bogíes aptos para velocidad alta, que se pusieron a prueba con algunas locomotoras de la serie E-10, debidamente reacondicionadas y transformadas.


DB 103.140 con el mítico TEE Rheingold en Düsseldorf 1975. Foto; railwaymania

Se concluyen cuatro locomotoras pre-serie en 1965, presentándose al público en la Feria Internacional del Transporte de Munich como Clase E 03, pasando a ser serie DB 103 después de la introducción del nuevo sistema de numeración UIC. Durante las pruebas en vía llegaron fácilmente a los 200 km/h. Sin embargo la potencia total entregada por el vehículo prototipo, 5.950 kW - 7.980 CV, no era suficiente y se solicitó un incremento de potencia, así como en el esfuerzo tractor. 


DB 103.235 en Osnabrück 2007. Foto; W. Schrader

Al final se entregarán las locomotoras de serie con 7.440 kW – 9980 CV; por tanto ¡¡¡ un 20% mayor !!! ni más ni menos. El peso total también pasará de las 112 toneladas a las 114 finales. Con estos ajustes, comenzarán las innumerables pruebas en vía, donde los ingenieros detectaron que en trenes de alto tonelaje a baja velocidad, se producían sobrecalentamientos en el transformador principal, por lo que debió ser cambiado por otro de mayor tamaño, mejorándose también su refrigeración.


DB 103.184 en Muenster. Foto; Go Nanna

La primera DB 103 fue puesta en servicio el 27 de Mayo de 1970. Se destinaron a los nuevos servicios Intercity entre las principales ciudades alemanas. El pliego de especificaciones técnicas, exigía que las DB 103 fueran capaces de tirar de un tren de 400 toneladas a 200 km/h. Se entregaron un total de de 145 unidades, pasando a ser básicas, fundamentales, en la tracción de los Trans Europ Express, “TEE”. Algunas locomotoras contaban con una cabina más amplia debido a que su longitud total se amplió en 700 mm.


DB 103. Foto: fotocommunity

Contaban con sistemas de seguridad como el Indusi y el PZB, ampliados con el novedoso LZB, sobre todo en los tramos de líneas donde su velocidad sobrepasaba los 160 km/h. El AFB o “Automatische Fahr-und Bremssteuerung”, o Control automático de velocidad y freno, mantiene de forma automática “las marchas” del tren independientemente del perfil del trazado, de manera similar al instalado en las diesel Renfe 354 Talgo, las 251 Mitsubishi y las Siemens 250 y 252. 


DB 103.167 junto ICE3 en Lepzig. Foto; R. Schilling

Con la inauguración de los nuevos servicios Intercity, los ferrocarriles alemanes acometerán poco a poco las imprescindibles mejoras en la infraestructura de algunas líneas, como fueron de los carriles, traviesas, catenaria, potencia de las subestaciones, sumado a la construcción de algunas variantes de trazado, para que las DB 103 alcanzasen su velocidad máxima de 200 km/h. Por lo tanto estas impresionantes locomotoras, no llegaron a su máxima velocidad en servicio regular hasta la conclusión de un número importante de obras, de mejoras en profundidad.


DB 103 en St. Goar 1982. Foto; Brian Stephenson
 
Para colmo, un desgraciado accidente, retrasará la adopción en los servicios regulares de alcanzar su velocidad punta, ya que el 21 de julio de 1971, el Control automático de velocidad y freno, el AFB, fue sospechoso de ser responsable de acelerar un tren hasta dejarlo fuera de control, cerca de la localidad de Mulheim, traccionado por la DB 103 número 106 y a resultas de este se producirá un fatal descarrilamiento con 23 muertos y 121 heridos.

 
DB 103 junto a DB 120. Frankfurt 1990. Foto; Daniel Simon

En Septiembre de 1973 la BD 103-118 alcanzará los 252.9 km/h, en un recorrido de pruebas, lo que pasó a ser un record de velocidad en Alemania. Sin embargo se detectaron problemas de captación de corriente, es decir, despegues con los pantógrafos romboidales, adoptándose por tanto el tipo SBS65 a partir de entonces, en las locomotoras que se incorporaban al servicio y sustituyendo el original cuando las restantes entraban en mantenimientos tipo “R1”.


DB 103 en Bacharach 1982. Foto; Brian Stephenson

A partir de 1979, la velocidad máxima de 200 km/h se alcanzará con normalidad, superados los problemas técnicos, Al mismo tiempo los Intercity adoptaran la segunda clase, aumentando considerablemente sus porcentajes de ocupación. Así las DB 103 tendrán que remolcar composiciones más pesadas, del orden de 600-660 toneladas a velocidades máximas.


Arriba DB 120 en Gemünden. Abajo nueva decoración. Fotos; Markus Engel

En el año 1987 llegarían las esbeltas y estilizadas DB 120, cuando las majestuosas BD 103 tenían casi el monopolio del remolque, de los trenes formados por material convencional de velocidad alta en Alemania. Estas nuevas locomotoras sin embargo demostraron inferiores prestaciones a velocidades elevadas que las DB 103, por lo que su pedido inicial se redujo y a la vez incrementó el tiempo de servicio. A comienzos de los años noventa, la intensa utilización de estas locomotoras, con ya veinte años de fieles servicios a sus espaldas, dará lugar a un incremento de incidencias de servicio, causadas tal vez, por recortes significativos en el necesario y esmerado mantenimiento.

DB 103.132 descansando 1996. Foto; wedau-banh

Con los renovados Intercity Express, las DB 103 dejan también de ser aún más el buque insignia de DB y serán sustituidas por las nuevas y muy evolucionadas DB 101, que entrarán en servicio en 1996. En los años siguientes la serie 103 se desplaza a servicios “regionales”, pero el diseño de la locomotora no estaba hecho para soportar este tipo de trenes, por lo que las locomotoras se desgastaron aún más, dadas las frecuentes detenciones de estos trenes, en múltiples estaciones.


DB 101 en rama reversible. Foto; imageshach
 
Después de una breve reaparición en 1998, todas las unidades Intercity Express fueron retiradas temporalmente de servicio, después de la catástrofe del tren de Eschede y las restantes 103 fueron dadas de baja del servicio regular para el año 2003. Sin embargo algunas DB 103 conservadas, regresaron para servir de tracción en trenes turísticos. Con sede en Núremberg, la 103.245 arrastró trenes por la zona de Núremberg, junto con las OBB serie 1116-134. Otra DB 103 con base en Frankfurt, también circuló rodando entre Stuttgart y Munster y entre Stuttgart a Wiesbaden.


DB 103-220 "Touristikzug". Neustadt-Weinstr. Foto; academic.ru

A lo largo de sus extensos servicios por toda la red alemana, tuvieron fundamentalmente dos decoraciones; la inicial con predominante color crema-marfil y franjas rojas, dando a estos vehículos ferroviarios gran porte allá por donde pasasen, y la roja con franjas blancas solo en los frontales en los últimos tiempos, conocida como “Verkehrsrot”. Destacar las puntuales “Lufthansa Airport Express” y la “Touristikzug”, de los trenes turísticos.


DB 103 última decoración. Foto; Tobias Nink

En suma, unas locomotoras irrepetibles, elegantes, unos “monstruos” de acero que sentaron cátedra, que revolucionaron el transporte ferroviario de viajeros, que dejaron huella en miles y miles de aficionados al ferrocarril y seguro que también en muchos que no lo eran y que al verlas, comenzaron a serlo para toda su vida.


© Sammas

 





Ver también:




DB 103 en el retiro. Foto; wallpaperstock



 

No hay comentarios:

Publicar un comentario